Categorías
Personal

Ansiedad en Cuarentena

¿Como afrontamos la soledad, el aislamiento, la quietud y aprendemos a vivir en este nuevo escenario fuera de nuestro control? ¿Que podemos aprender?

Como están lectores? Como la gran mayoría de las personas en países que tomaron medidas de precaución, estamos en cuarentena.
Muchos en este momento están enchufados a las redes sociales, netflix y otras plataformas.

Con toda esta movida aprovecho para escribir y plasmar ideas que voy masticando, compartir un poco de mis reflexiones sin ánimos de resultar duro ni mucho menos con quien lo padezca. Lo conozco y he vivido todo lo que escribo, no me interesa inventar ni copiar y pegar de ningún otro lado.

Estos días pude ver como muchas personas están encontrándose con una situación que les resulta preocupante y desagradable. En situación de aislamiento se encuentran con uno de sus peores enemigos que es la “Ansiedad”.

Para adentrarnos un poco al tema es preferible tener una idea de que es la ansiedad (este tema es largo). Solo voy a compartir lo que creo y en partes.

Es un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, preocupación e inseguridad así también como una intensa emoción de angustia.

Cada cual que atraviese este estado tiene su circuito como individuo, con una historia en particular, pero en linea general se compone por estos síntomas básicos.

Vivimos en una sociedad que acostumbra (cada vez más rápido) a tener al alcance los recursos para obtener resultados de manera casi inmediata, mayormente frente a las necesidades y deseos materiales.

Creemos engañados que tenemos mas control del que realmente tenemos. Sobretodo con las redes sociales que nos mantienen en constante “contacto” con el mundo exterior.

Pero ¿que pasa cuando nos sacan el mundo exterior y debemos enfocarnos en el interno?

Algo que he escuchado mucho es esta idea insoportable de no “poder hacer nada” y con eso me refiero a las distracciones cotidianas. Hasta que punto nos acostumbramos al ruido y estímulos que nos vende la sociedad para mantenernos anestesiados?.

De repente nos encontramos en un escenario totalmente diferente, que nos invita al encuentro con uno mismo en un contexto de introspección. Un contexto de “silencio” y re-encuentro con una realidad mas cercana, lejos de la posibilidad de escaparnos como acostumbramos.

La quietud externa nos muestra que todo nuestro ser está en un constante movimiento fuera de nuestro control. Nuestro “inconsciente” en el silencio tiene mas verdades para decirnos de las que nos gustaría.

Nos encontramos en un escenario de posibilidades y conexión con nuestro ser mas profundo. Aquel que dejamos de lado por la rutina y el dictamen social.

Bajo estas circunstancias no tenemos a quien mostrarle la mascara que usamos cotidianamente. Tampoco venderle los relatos que nos contamos para afrontar todo lo que no soportamos de nuestra vida.

Nos encontramos con nuestro verdadero rostro y escuchamos lo que grita nuestro inconsciente. Ante esta soledad y silencio empezamos a escuchar lo que nuestra psiquis nos quiere trasmitir.

Aquella que no te deja dormir o te despierta a mitad de la noche. Creo que quien lucha sin aceptar o entender aquello que desea callar, padecerá esa ansiedad por no poder controlarlo.

Conozco a quienes se identifican con los síntomas de su ansiedad cayendo presos de su ego. No soportan los síntomas que atraviesan pero disfrutan llamar la atención con ello. Ni mencionar que crean su auto-imagen en referencia a sus impulsos e inseguridades.
Encuentran cierto placer en su padecimiento aunque se quejen de él.
Como decía Lacan y estoy de acuerdo porque lo he vivido y visto en otras personas.

“El neurótico ama su síntoma como así mismo”

Evitar aquello que debo trascender

Lo paradójico de esta situación es que: Mientras intente evitar, más alimento el “monstruo” que me acecha con mayor intensidad.

Y para mi, uno de los mayores miedos que los acechan en esta ansiedad o angustia es el miedo a perder, sobretodo a sufrir una situación estresante o dolorosa donde creo que no puedo evitar el sufrimiento.

No pienso dar recetas ni meterme a dar soluciones, eso queda en cada uno para con su terapeuta o con quien deseen querer resolver.

Repito:

Cada uno lo vivirá de manera y por motivos diferentes.

No hace falta decirte por qué o para qué estas atravesando esto, dentro tuyo está aquello que no quieres ver. Lo que evitas recordar, que no soportas aceptar o a quien no podes perdonar. Entre muchos de los factores posibles, solo cito algunos.

Oportunidad para alterar lo cotidiano

Estamos ante una posibilidad de comprender que sucede dentro nuestro. Que queremos y que es lo que estamos haciendo con el tiempo que nos fue dado. La posibilidad de hacer las pases con aquellos pensamientos de los que huimos tanto tiempo y aprender a relacionarnos con nosotros mismos de otra manera.

Creo que situaciones como estas nos invitan a aprovechar la experiencia y apreciar el lado positivo para evolucionar como seres humanos. Y dejar de elegir el camino fácil, aquel que nos llevó a esto y sobretodo para quienes toman medicamentos como si fueran caramelos.

Para quienes se escondían en el trabajo y la sobrecarga de actividades. Hoy se encuentran con la familia y sobretodo de las verdaderas “redes sociales” que son con aquellos que tenemos cerca y convivimos.

Los solitarios que les gusta venderse la historia de su soledad, nos les queda otra encontrarse consigo mismos. Pueden elegir ser victimas de sus síntomas o trascenderlos encontrándose con su ser y aceptándolo.

Los que acostumbran a que todo sea rápido, se encuentran ante el desafío de aprender de la calma, la paciencia y la quietud. Aprender a disfrutar del momento desde otro lugar, aprovechando actividades que deben realizarse sin moverse mucho.

Te doy algunos ejemplos: Películas o Series así como también conversar con el otro anímate a tocar temas que generalmente no acostumbras.

Cada uno verá como aprovecha y disfruta este tiempo que se nos ha dado, aprender otra manera de relacionarnos con el otro y con uno mismo.
Aprovechá y hacé algo diferente a lo que acostumbras o simplemente no hagas nada.

En otra oportunidad escribiré un poco sobre el la idea del “Control” en este contexto de ansiedad.

Espero que hayas disfrutado tanto como yo y te invito a compartas lo que vos quieras en los comentarios. Este es un espacio para compartir y reflexionar.

Abrazo Grande!
Rodri

Imágenes Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *